The beginning. ¡Bienvenidos a TIH!

Descubrimos esta casa hace 4 años. Mi pareja y yo (con Vera, nuestra hija) andábamos buscando una vivienda de esas que te enamoran a primera vista. Habíamos oído hablar del Edificio Alhambra de Barcelona, a los pies del Turó de Monterols. Sabíamos que el arquitecto Domènec Balet había realizado una réplica a escala del Patio de los Leones original, con sus exóticos arcos y capiteles. Hasta entonces no habíamos tenido la oportunidad de visitarlo, pero imaginábamos que sería, cuánto menos, majestuoso. Cuando finalmente lo vimos por primera vez, la realidad superó todas nuestras expectativas.

El esplendor del edificio, de estilo morisco y en perfecto estado, contrastaba con la planta baja, completamente destruida. Apenas se distinguía la distribución, o se podía caminar entre los escombros. Aun así, nos cautivó. Tardamos décimas de segundo en prendarnos de sus altísimos techos, la amplitud del salón y la luz natural de sus inmensos ventanales. Ninguno de los dos dudó: aquella iba a ser la casa de nuestros sueños.

La historia de amor que circula sobre el edificio aumentó todavía más nuestro deseo de vivir allí. Según cuenta la leyenda, a finales del siglo XIX llegó a Barcelona un médico berlinés llamado Dr. Otto Streitberger con su esposa granadina Rosario Pequeño. Coincidiendo con el auge de la arquitectura de estilo arabesco, en 1875 el doctor Streitberger mandó construir una réplica de la Alhambra para que su mujer se sintiera cerca de su tierra natal.

Nosotros mismos nos encargamos de la reforma a través de Placonstruct, la empresa de mi pareja. Gracias a su experiencia en el sector de la construcción, en apenas seis meses finalizamos la obra. Nos mudamos a nuestro nuevo hogar, que enseguida se convirtió en un concurrido punto de encuentro de amigos, familiares y conocidos. Todos los que nos visitaban, admiraban el espacio. Las conversaciones siempre terminaban en una misma conclusión: no nos podíamos guardar este tesoro solo para nosotros. Había que compartirlo.

Animada por mis amigos, y dada mi experiencia en el mundo de la comunicación y la producción de eventos, decidí seguir mi instinto y transformarla en The Inspiration House. Los que me conocen saben que soy una persona muy dinámica, alegre y de trato fácil. Exprimo lo mejor de cada vivencia, viaje y cultura. Y pienso que no hay nada mejor que compartir todo aquello que me inspira con las personas que me rodean. Así que, de forma natural e instintiva, nació The Inspiration House. Un espacio dedicado a la creatividad, la exploración, el crecimiento y la motivación. Un lugar inspirador que contagia energía positiva. El entorno ideal para compartir ideas, observar, aprender y encontrarse. Bienvenidos a The Inspiration House.

Laura Moreno

¡Suscríbete!